Nota editorial: Vorágine y por qué el buen periodismo sí importa

Desde La Liga Contra el Silencio creemos en el poder de las historias y en la investigación periodística, como la que llevó a cabo y publicó Vorágine sobre los informes del profesor Jorge Restrepo y la empresa gerenciada por Yohir Akerman a favor de Chiquita Brands.

Fecha: 2024-07-03

Por: La Liga Contra El Silencio

Ilustración: Alberto Montt

Nota editorial: Vorágine y por qué el buen periodismo sí importa

Desde La Liga Contra el Silencio creemos en el poder de las historias y en la investigación periodística, como la que llevó a cabo y publicó Vorágine sobre los informes del profesor Jorge Restrepo y la empresa gerenciada por Yohir Akerman a favor de Chiquita Brands.

Fecha: 2024-07-03

Por: LA LIGA CONTRA EL SILENCIO

Ilustración: Alberto Montt

COMPARTIR ARTÍCULO

La semana pasada, nuestrxs colegas de Vorágine publicaron un reportaje basado en documentos y entrevistas que revelan cómo el profesor Jorge Restrepo y la empresa Guidepost Solutions, presidida en Latinoamérica por el columnista Yohir Akerman, elaboraron dos informes en defensa de Chiquita Brands, condenada en Estados Unidos por financiar paramilitares en Colombia. Estos informes, que contienen falsedades y omisiones, buscaban exonerar a la multinacional bananera de su responsabilidad. Los documentos presentados ante un juez omitieron información crucial sobre los vínculos entre las cooperativas de seguridad Convivir y los paramilitares, desvirtuando así la evidencia en contra de Chiquita Brands.

En respuesta, Yohir Akerman defendió la integridad de los informes de Guidepost en la revista Cambio, argumentando que se basaron en la información disponible y fueron presentados de manera profesional. Akerman criticó a Vorágine por supuestas interpretaciones erróneas y falta de rigor periodístico en su reportaje. Sin embargo, Vorágine refutó las afirmaciones de Akerman, señalando que los informes de Guidepost minimizaron deliberadamente las pruebas sobre la relación entre las Convivir y los paramilitares,  y presentaba una narrativa que omitía los numerosos testimonios y documentos que evidencian la complicidad de Chiquita Brands en la financiación de estos grupos. Vorágine reafirmó la veracidad de su investigación y la importancia de las pruebas documentales y testimoniales que exponen los vínculos entre Convivir y los paramilitares.

Desde La Liga Contra el Silencio creemos en el poder de las historias y en la investigación periodística, como la que llevó a cabo y publicó Vorágine. Durante cuatro años, este medio que forma parte de la alianza, ha revelado temas que el poder oculta y ha explicado asuntos claves para la opinión pública. En los últimos días, lo volvió a hacer con esta investigación sobre el caso de Chiquita Brands.

Creemos que este trabajo y la posterior respuesta de Vorágine no solo hacen importantes revelaciones, sino que también ofrecen una reflexión clave sobre el papel del periodismo y los intereses que lo rodean. En momentos en que el oficio está siendo cuestionado por la más alta autoridad del Gobierno, el presidente Gustavo Petro, que deja dudas sobre su respeto a la libertad de expresión y al periodismo, resulta urgente unirnos para amplificar trabajos valientes, relevantes y reveladores como el de Vorágine. Este es un ejercicio de autorregulación de los medios en Colombia, necesario para defender la libertad de prensa, transparentar la manera en la que esta alianza y los medios que la componen entendemos que es la manera ética y justa de hacer periodismo y promover un debate abierto sobre nuestro rol en la democracia.